EL CUIDADO DE LA GARGANTA

La faringe es un conducto fundamental, ya que por ella pasan los alimentos que tomamos y el aire que respiramos. Eso la hace también básica para emitir nuestra voz, para hacernos entender y, por qué no, para otras acciones como cantar.

A la vez, es una zona muy vulnerable, ya que existen muchos factores que pueden irritarla, especialmente en invierno. El frío y el uso de calefacciones que resecan el ambiente, pueden provocar una irritación de la mucosa de la faringe y causar molestias como dolor y/o afonía.

Estas son algunas recomendaciones para mejorar el cuidado y evitar las molestias de la garganta:
1

Evita tocarte los ojos o la nariz con las manos sucias. Esto evitará la entrada de gérmenes y reducirá el riesgo de infección

2

Lava o desinfecta tus manos regularmente, especialmente después de sonarte o toser, para evitar el contagio. Utiliza pañuelos desechables

3

Sigue una alimentación sana y equilibrada para mantener en buen estado tu sistema inmunológico

4

Bebe abundante agua para mantener la garganta hidratada y asegurar la protección de la mucosa y las cuerdas vocales

5

Evita el alcohol y el tabaco: pueden irritar la garganta y las cuerdas vocales, lo cual las hace más susceptibles frente a infecciones

6

No fuerces la voz y respira por la nariz. La nariz regula la temperatura del aire y evitará que el aire frío irrite todavía más tu garganta

7

Protege la garganta del frío con una bufanda o un pañuelo, pero no en exceso para evitar los cambios bruscos de temperatura

8

Utiliza un humidificador en casa para evitar que el ambiente seco reseque la garganta

¿Cuáles son las patologías más comunes de la garganta?


Dolor de garganta

El dolor de garganta es un síntoma muy frecuente, especialmente en niños y jóvenes.

Puede tratarse de una leve molestia hasta un dolor intenso, especialmente al tragar. En función de la causa, puede ir acompañado de otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos o manchas blancas en las amígdalas.

El dolor de garganta se debe a una irritación o inflamación de la garganta (faringitis), que suele estar causado por el virus del resfriado o la gripe, que generalmente se resuelve por si solo.

El dolor de garganta también puede estar producida por bacterias, aunque es mucho menos común y en ese caso requeriría tratamiento con antibiótico. Existen otras causas como alergias, factores irritantes (como el tabaco), dormir con la boca abierta, etc.

El tratamiento dependerá de la causa. Es aconsejable chupar pastillas para la garganta para reducir el dolor. Faringesic es un medicamento indicado para el alivio sintomático local y temporal de las infecciones leves de la boca y de la garganta que cursan con dolor y sin fiebre.. La eficacia de Faringesic se basa en la acción de sus dos principios activos; por un lado, la Clorhexidina, un conocido agente antiséptico con propiedades antimicrobianas, actúa a nivel local frenando el crecimiento bacteriano y evitando infecciones. Por su parte, la Benzocaína, gracias a su efecto anestésico, alivia eficazmente el dolor local producido por las irritaciones de garganta, afonía o pequeñas aftas bucales.

En caso de dolores más intensos, también está indicado el uso de medicamentos analgésicos o antiinflamatorios, como el paracetamol o el ibuprofeno.

Afonía

La afonía es la pérdida de voz, que puede ser total o leve, y se produce por una inflamación de la laringe, donde se encuentran las cuerdas vocales.

Puede tener diferentes causas como por ejemplo el virus del resfriado común, un mal uso de la voz, o bien, el contacto con sustancias irritantes. Un mal uso de la voz, sobre todo en profesionales que utilicen mucho la voz (cantantes, profesores, comunicadores…) puede provocar lesiones en las cuerdas vocales y dar lugar a la aparición de pólipos o nódulos.

La afonía es más frecuente en invierno y la mayor parte de los casos se suelen durar unos días.

Ten en cuenta estos consejos que te ayudarán a combatir la afonía ya que, a pesar de que no duele, puede ser molesta:

• Mantén una humidificación adecuada en el ambiente.
• Dale una pausa a tu voz y reposa mínimo de dos o tres días.
• Los remedios caseros como hacer gárgaras con agua caliente, miel y limón, o las infusiones de jengibre o regaliz, tienen propiedades que pueden ser muy buenas para tu garganta.
• Los suplementos naturales con própolis o erísimo son un buen complemento para ayudarte a recuperar la voz.
• No fumes y evita el alcohol.
• Si sufres afonía crónica, puedes acudir a un profesional para iniciar una terapia de voz y así evitar forzar las cuerdas vocales.

El tratamiento de la afonía dependerá de su intensidad. Una alternativa muy eficaz para los problemas de afonía, son los medicamentos de acción local con Clorato de Potasio, en forma de pastillas para chupar, como Faringenilo.

Gracias a la acción de sus dos principios activos, Faringenilo es una solución eficaz para tratar las afecciones de boca y garganta como afonía, ronquera, irritación de garganta y dolor al tragar.

Faringenilo combina las propiedades anestésicas de la Benzocaína, eficaz para el alivio del dolor local, con el Clorato Potásico, un agente antiséptico eficaz contra la sequedad de boca, utilizado desde hace tiempo por cantantes, profesores y aquellos que necesitan un cuidado especial de su voz.

En caso de afonía severa y dolor, los fármacos analgésicos o antiinflamatorios, como el paracetamol o el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir la inflamación de la laringe y las cuerdas vocales y a aliviar el dolor.