Nariz sana

El uso de sprays nasales no está indicado para un cuidado habitual de la nariz, sino cuando se presenta algún tipo de sintomatología.
En caso de patologías nasales que cursan con mucosidad densa, como rinitis alérgica o congestión nasal, estaría indicado el uso de NasoFaes Fluid+ y NasoFaes Fluid+ Pediátrico.
En el caso de que los síntomas sean la sequedad nasal o la irritación nasal, estaría indicado el uso de NasoFaes Triple Acción+.

La nariz es el órgano que nos permite respirar. Filtra el aire que inspiramos, dándole el grado adecuado de temperatura y humedad. Además, en la nariz se aloja el sentido del olfato que nos sirve para percibir aromas. El olfato tiene un marcado componente emocional, juega un importante papel en la atracción física y es capaz de activar nuestra memoria recordándonos momentos y sensaciones.

Mantén la nariz limpia y sana para respirar más y mejor.

Cuida tu nariz

  • Realiza una correcta higiene nasal
  • Utiliza siempre pañuelos desechables para sonarte
  • Si habitualmente utilizas sprays nasales, utilízalo con la frecuencia recomendada.
  • Mantén un nivel de humedad adecuado en tu casa, utiliza un humidificador si el ambiente es muy seco
  • Consulta al otorrinolaringólogo si notas alguna molestia nasal

Oído sano

El oído es un órgano muy delicado que requiere un especial cuidado y atención. Gracias al oído podemos escuchar los sonidos del mundo que nos rodea, por lo que es esencial para la comunicación. Además, nos ayuda a mantener el equilibrio.

Mantén el oído limpio y sano para prevenir problemas de audición.

Cuida tu oído

  • Realiza una correcta higiene auditiva
  • Después de la ducha o baño, seca bien el oído con una toalla o pañuelo, para evitar la humedad y posibles infecciones por hongos
  • No es recomendable el uso de bastoncillos de algodón para secar el oído
  • Utiliza tapones cuando te bañes en la playa o en la piscina
  • Acostúmbrate a bajar el volumen de la tele, la radio, el teléfono o cualquier otro dispositivo
  • Reduce el tiempo que utilizas los auriculares y no duermas con ellos
  • Cuida especialmente tus oídos cuando tengas catarro, gripe o infección
  • Visita al otorrinolaringólogo cuando notes alguna molestia en el oído