11 curiosidades sobre el olfato

Hay narices redondas, grandes, con forma de botoncito, respingonas, llenas de pecas… Hay narices para todos los tipos, pero… ¿Hay curiosos y curiosas a la vista? La semana pasada comentamos varios datos que quizás no sabíais sobre los oídos, ¿os apetece un repaso por el mundo nasal?

¡Vente!

  1. Hay 14 tipos de narices: existen tan solo 14 formas de narices diferentes. Desde la griega, la más recta, hasta la de águila, la más curva simulando un gancho hacia abajo. Estas diferentes formas se deben a la gran cuantía de huesos y cartílagos. El dato de los 14 tipos lo descubrió el profesor Abraham Tamir, tras examinar 1.793 imágenes de narices.
  2. Se dice que la forma de estornudar es genético, es común que los miembros de una familia cercana tengan un estilo de estornudar similar entre sí.
  3. En las mujeres la nariz está en continuo crecimiento hasta la edad de 15-17 años, mientras que en los hombres se mantiene hasta los 17-19. Es cierto que la nariz continúa alargándose con el tiempo pero esto sería debido a la fuerza gravitatoria.
  4. Parece fantasía pero, ¿sabías que el tamaño de la nariz puede influir en su belleza? Por un lado, existe la teoría del número áureo. Estas proporciones en cuanto a la medida de la cara y nariz puede condicionar, según esta teoría a la belleza. Además, la nariz es la parte de la cara que más pronunciada está, por lo que es en lo primero que nos fijamos al conocer a alguien.
  5. Somos capaces de detectar 10.000 olores. Los seres humanos podemos detectar el olor gracias a las células nerviosas olfativas, y contamos con 12 millones de estas. Estas son las que nos hacen recordar por olores.
  6. El sentido del olfato está directamente conectado con el cerebro y es capaz de hacernos recordar emociones, eventos…
  7. Cuando olemos liberamos feromonas, una sustancia química liberada sólo en respuesta a la atracción sexual.
  8. El trabajo, a pesar de que parezca que la nariz es quien huele, lo hace el cerebro. La nariz sólo recoge información que el cerebro interpreta.
  9. Cada humano procesa un olor de forma exclusiva. El mismo olor no huele igual para todo el mundo.
  10. El sentido del olfato es más fuerte en las mujeres que en los hombres. Es conocido que durante el embarazo, además, la nariz de las mujeres se vuelve hipersensible.
  11. Para terminar, y nunca mejor dicho: los seres humanos comienzan a perder capacidades olfativas a los 65 años. Según estudios a los 80 habríamos perdido ya el 50% de dicha capacidad.

¿Con ganas de curiosear? No te pierdas entonces el próximo post… ¡Hasta la semana que viene, curiosos!

 

 

Leave a Reply