6 curiosidades de la garganta

Tercera semana pensada para los curiosos y las curiosas. A estas alturas seguro que os podéis imaginar de qué se trata, ¿no? Una semana de oído, otra semana de nariz, efectivamente, ¡la garganta! No nos vamos a andar con preámbulos, vamos a curiosear.

  1. La garganta tiene una estructura conocida como “epiglotis”, esta permite la entrada de aire, de los alimentos y líquidos de forma regular.
  2. A diferencia del resto de vertebrados, nuestra garganta termina con la clavícula y el hueso hioides, ubicado en la base de la lengua. Este es el que nos sirve como apoyo a los músculos linguales.
  3. La garganta está compuesta por la laringe y la faringe. La laringe tiene un papel vital, su trabajo es llevar el aire hacia los pulmones.
  4. Las amígdalas, que se encuentran en la laringe, se hinchan para ayudar a evitar que entre algún tipo de enfermedad en la garganta, nariz o canales auditivos.
  5. Cada persona o el estado anímico en el que se encuentra cada uno, puede tragar de una forma o de otra. Cuando estamos preocupados o algo nos agobia, los músculos de la garganta se contraen y tensan, y puede hacer que nos cueste más tragar.
  6. La inflamación de la faringe o de las amígdalas suelen ser las causas del dolor de garganta.

 

 

            Pues parece que hasta aquí ha llegado nuestra curiosa temporada, pronto más y mejor.