Cómo aliviar el dolor de garganta. Os dejamos unos consejos

Mediados de octubre, entramos en terreno pantanoso. ¿Os suena el típico dolor de garganta que no parece grave, pero que no se marcha? Seguro que como muchos, lo sufrís de vez en cuando. Por eso, vamos a dar unos consejos para afrontar este mal de la mejor manera. Pero, antes de nada, unos matices que deberíamos tener en cuenta.

La mayoría de las veces el dolor de garganta se produce por la inflamación de las amígdalas a causa de infecciones producidas por virus respiratorios. Estos casos no precisan de antibióticos para su mejoría, y se tratan a base de antinflamatorios, analgésicos y los correctos cuidados en casa.

En un porcentaje mucho más pequeño, la inflamación de amígdalas con dolor de garganta se debe a infecciones bacterianas. En este caso, la fiebre se mantiene más, puede ser superior a 38,5º y existe una mayor afectación del estado en general. Por supuesto, y al hablar de 38,5 de fiebre mantenida, estamos hablando de patologías que requieren de diagnóstico. Por lo que tendrá que ser un médico quien diagnostique y establezca un tratamiento.

Vamos a centrarnos en el primer caso que hemos comentado, ya que es el que se genera en la mayoría de los casos, el dolor de garganta producido por virus respiratorios. ¿Cómo podemos aliviar los molestos síntomas que se producen a este respecto?

Tal y como indica la Dra. Valerie Riddle, experta en enfermedades infecciosas del NIH (National Institutes of Health), el dolor de garganta se acentúa más cuando despertamos por la mañana. ¿Por qué? Porque mientras dormimos no ingerimos líquidos y la garganta se seca. De ahí se puede deducir que para aliviar los síntomas es conveniente beber mucho líquido.

Al mismo hilo, estimular la producción de saliva también es una buena idea. Para ello nos pueden servir las pastillas y caramelos duros por ejemplo.

¿Sabíais que un ambiente seco puede favorecer la irritación de garganta? Por ello, conviene mantener el ambiente con la humedad adecuada con un humidificador. De la misma manera, conviene evitar agentes irritantes en el ambiente. Como pueden ser el humo del tabaco, o productos de limpieza que puedan irritarnos la garganta.

Otras cosas que están recomendadas para el alivio de los síntomas es hacer gárgaras. Podemos hacerlo con agua un poco salada, con zumo de limón o un poco de miel. Otro de los remedios caseros más extendidos, y que puede ayudarnos, es hacer vahos con vapor de agua.

Para estas ocasiones, también os presentamos nuestra gama de producto FarinFaes para la garganta.

Por un lado tenemos Faringesic, que es un medicamento bucofaríngeo indicado para el alivio sintomático de las infecciones leves de la boca y garganta como la irritación, afonía y pequeñas aftas,

Por otro lado tenemos Faringenilo, que es un medicamento bucofaríngeo indicado en afecciones de la boca y garganta como la afonía, ronquera, inflamaciones de la laringe y faringe, dolor en la deglución, cosquilleo e irritación de las mucosas orofaríngeas.

Esperamos que con estos consejos que os hemos dado os sea más fácil aliviar el dolor de garganta. Por cierto, no os olvidéis de descansar todo lo que podáis, eso os ayudará a curaros más deprisa.