¿Cómo sé si tengo un tapón en el oído y cómo extraerlo?

Los tapones son una molestia que puede aparecer de manera muy repetitiva en algunas personas, mientras que en otras es posible que no aparezca nunca. Según Ignacio Cobeta, secretario de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cervical, esto se debe a que tanto la cantidad como la calidad de la cera es muy variable entre las personas.

Esta acumulación de cera, conocida como tapón de cerumen, tiene entre sus causas más comunes un proceso de limpieza inadecuado, que genera la obstrucción del canal auditivo y puede dar lugar a lesiones. Algunas personas tienden a pensar que esta sustancia viscosa amarillenta es suciedad, pero nada más lejos de la realidad: ejerce importantísimas funciones en la limpieza y protección de tu oído. Ayuda a atrapar el polvo, la suciedad y actúa como antibacteriano y antifúngico, entre otras funciones.

Podrías tener un tapón de cera si presentas estos síntomas:

  • Pérdida repentina de audición, como de un día para otro. Este síntoma es pasajero y se recuperará tras la extracción del tapón.
  • Sensación de autofonía: La persona parece oír su propia voz cuando habla.
  • Sensación de estar escuchando el ruido que producen las mandíbulas al masticar.
  • Dolor de oídos de intensidad media.
  • Sensación de taponamiento.
  • Zumbidos.
  • Sensación de mareo e inestabilidad.

Para acabar con las molestias, basta con romper o extraer el tapón. En esa línea de acción, el nuevo Oti Faes TAPONOX® es un spray ótico que combina el poder del agua oxigenada y un conjunto de agentes estabilizantes para romper el tapón de cera en pequeños fragmentos, ayudando así a eliminarlo del conducto auditivo.

Además, Oti Faes TAPONOX® respeta el pH de la piel humana (del conducto auditivo externo). Es importante esto último porque si utilizas soluciones que conserven el PH ligeramente ácido, estarás previniendo el crecimiento bacteriano y la aparición de infecciones como la otitis externa.

Contacte con su médico si el tapón de cera no remite y presenta nuevos síntomas como secreción del oído, dolor de oído, fiebre o pérdida de audición parcial tras limpiar la cera. También si es un caso recurrente, especialmente si se trata de un paciente en edad avanzada, con deterioro cognitivo, o en niños.

Fuentes:

Tapón de cerumen https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000979.htm

Tapones en los oídos http://www.consumer.es/web/es/salud/problemas_de_salud/2006/07/11/153676.php