¿Cómo cuidar la garganta durante las fiestas?

Después de cantar villancicos, tomar unas copas, estar en la calle con el frío es normal notar irritación en la garganta o disfonía. Esto es una clara señal de que debemos de cuidar nuestra garganta.

¿Cuántos de vosotros os habéis levantado esta mañana con sensación de tener una lija en la garganta? ¡Y aún nos queda Reyes!  Pues bien, veamos que es lo que nos lo ha causado para no volver a hacerlo.

El frío es uno de los aliados de la irritación de garganta, sobre todo si es seco. Es verdad que cuando las temperaturas bajan parece que respiramos más fácilmente, no tenemos esa sensación de ahogo por el calor. Pero, el frío de invierno es un frío seco que puede alterar nuestra garganta.

Otra causa puede ser la deshidratación. Estas fechas más que agua se suelen beber bebidas alcohólicas y eso más que hidratar, nos deshidrata. Es importante beber agua e hidratar la garganta para que no rasque cuando hablamos.

Como hemos dicho si cantamos o hablamos por encima del tono habitual, sea por la causa que sea, puede afectar a la garganta de forma muy notable. Por no hablar de si lo hacemos en un lugar con humo. El humo puede ser el causante de irritar la garganta así como de dejarnos afónicos.

Por tanto si quieres evitar despertar con la garganta como una lija trata de evitar los factores que hemos mencionado anteriormente, cuídate para no terminar las fiestas con la garganta hecha un ocho.

Leave a Reply