Consejos para cuidar tu voz

Aprovechando que el pasado lunes se celebró el Día Mundial de la Voz, vamos a hacer un listado de consejos para cuidar dicho instrumento. Y es que este Día Mundial busca dar eco a la importancia del cuidado de la voz, una de las principales herramientas de comunicación e interrelación humanas. Además es un instrumento de trabajo o de expresión estética o artística para varias personas.

Este año se ha celebrado bajo el lema “Make a choice, cherish your voice” (“toma una decisión, cuida tu voz”) ya que según los datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL), cerca del 5% de la población española sufre algún trastorno de las cuerdas vocales y requiere atención médica. Pero a lo que íbamos, los consejos para cuidar la garganta:

  1. No hablar en ambientes ruidosos: hacerlo es un comportamiento de abuso vocal, deberemos por tanto articular más de lo normal, claro y lento para evitar repetir la frase y/o subir el tono de voz. Piensa que si la voz compite con un ruido ambiental intenso, es muy probable que la voz pierda (bien porque no se le escuche o bien porque termine dañada).
  2. Procura no elevar el tono de voz, ni gritar: es un comportamiento que fuerza y requiere un esfuerzo vocal extra. Trata de acomodar el uso de la voz a las posibilidades reales.
  3. No fumar: el tabaco irrita la laringe. El humo pasa por las cuerdas vocales potenciando la aparición de lesiones.
  4. Lo mismo pasa con lugares polvorientos, el polvo puede dañar las cuerdas vocales.
  5. Trata de hablar sin olvidar las posibilidades reales de tu laringe. Descansar la voz durante dos o tres periodos de 15-20 minutos de silencio diarios, limitar las llamadas de teléfono y evitar interrumpir a otros pueden ser puntos a tener en cuenta para no forzar nuestra voz.
  6. Hidrátate, dos litros de agua diarios ayudará a disolver la mucosa que recubre a las cuerdas vocales.
  7. Descansar: el cansancio se puede ver reflejado en la voz y dormir más de seis horas y descansar bien ayuda a tener un mayor rendimiento vocal.
  8. No carraspear, este comportamiento puede dañar las cuerdas vocales. Se trata de un fuerte movimiento para estas. Dejalo al margen sustituyéndolo por tragar saliva o beber agua.
  No es tan complicado, ¿no? Pues cuida tu garganta, será tu medio de comunicación en muchas ocasiones.