¡Cuida tu garganta y no te quedes sin voz!

Carnavales, en un mes semana santa… ¡Cuántos eventos para salir por ahí los fines de semana! Razón suficiente para cantar, tomar alguna copa fría, charlar, y la peor consecuencia: perder la voz. Pues si, estos actos pueden irritarnos la garganta, ese instrumento incorporado a nuestro cuerpo que es vital cuidarlo y mantenerlo sano.

La garganta puede verse afectada por varios factores, entre ellos destacan los cambios de temperatura (entrar en un bar o local y salir a la calle), el poco abrigo (escaso uso de bufandas y pañuelos en nuestros outfits) o nuestros propios actos. Vemos una serie de recomendaciones para mantenerla a salvo y que no se vea afectada por este último:

  • Evita los lugares con polvo, humo, demasiado húmedos o demasiado secos.
  • Trata de no levantar la voz, lugares con mucho ruido nos incitará a gritar.
  • Abriga tu cuello, una bufanda o pañuelo puede librarte de perder la voz.
  • Los cambios de temperatura muy drásticos no favorecen a la garganta: del coche a la calle, de casa a dar un paseo, de un restaurante a por el coche…
  • Y como en todo, la cama es el mejor remedio. Descansar y dormir bien ayudará a que la voz descanse y se recupere de cualquier indicio que pueda hacerle perder su sonido.

Por otro lado ciertos hábitos como fumar, ingerir muchos lácteos, comidas demasiado condimentadas, café (u otras bebidas carbonatadas), beber alcohol, entre otras; también pueden afectar a nuestra garganta. Cuando salimos es normal que dejemos de lado estas recomendaciones pero hay que tratar de tenerlas en cuenta.

Para intentar que no afecte demasiado el pasarnos por alto esos factores es muy importante hidratarla correcta y regularmente, lo que suele ser entre 6 y 8 vasos de agua al día. Además de eso podemos acompañar esta hidratación con zumos o infusiones.

¡Disfruta al máximo! Pero cuida tu garganta, al fin y al cabo es nuestro instrumento natural.