¿Por qué me gotea la nariz cuando bajan las temperaturas?

Las temperaturas van bajando y la humedad aumenta, como bien dice la canción. ¿Qué más sucede estos meses del año? ¿Quizás tenga que ver con moquear? Efectivamente, cuando el frío empieza a tomar protagonismo los gorros y abrigos se apoderan de los outfits. Y si, el moqueo.

Este líquido suele ser lo comentado, moco aguado, pero en ocasiones puede llegar a ser más espeso, claro, opaco, intermitente, constante… Digamos que varía. Este moqueo que nosotros conocemos con dicho nombre coloquial se llama rinorrea. Parece un problema o enfermedad pero en realidad significa que tu cuerpo está funcionando correctamente.

¿Cómo es eso?

Esta mucosidad está creada por la nariz y los senos paranasales para evitar que los gérmenes, la suciedad, el polen o las bacterias entren en nuestros pulmones. Pero cuando hay una sobreproducción de mucosidad, esta drena por la garganta y nariz. Es entonces cuando es evidente la existencia de gripe o alguna otra enfermedad como alergias, resfriados o similares. Pero también puede darse por otros factores: temperaturas frías, cambios de temperatura bruscos, llanto…

Pero bueno, a lo que íbamos hoy era a cuando hace frío. El moqueo o secreción nasal se da, como hemos dicho, cuando el cuerpo está funcionando correctamente. Esto sucede por una razón muy simple: el cuerpo está intentando calentar el aire. El aire frío suele ser seco y es por eso que la nariz necesita humedad para poder subir su temperatura. Este moqueo líquido puede producirse por el cambio de temperatura, cuando el aire caliente que expulsamos entra en contacto con el frío aire que hay en la calle, pero eso es la condensación.

Es importante sonarse la nariz cuando moqueamos pero recuerda que igual de importante es hidratar bien la zona para que no se irrite de tanto sonarnos.