Empiezan los resfriados. ¿Sabéis cuál es la diferencia entre el resfriado y la gripe?

Entramos en diciembre y aunque esto sea sinónimo de Navidad y alegría, también podemos relacionarlo perfectamente con los odiosos resfriados y también la gripe. ¿Os habéis preguntado alguna vez cuál es la diferencia entre la gripe y un resfriado común? Aunque a veces podemos confundirlas por el malestar general que tenemos en el cuerpo, existen ciertos factores por los que podemos saber cuál de las dos padecemos.

Los síntomas del resfriado

El resfriado es una infección de las vías respiratorias superiores que es causada por virus. Sus síntomas principales son la rinorrea, los estornudos, la irritación ocular… y como no, la congestión nasal estará presente en el proceso.

El resfriado puede comenzar con la garganta irritada y se suele presentar la molesta congestión nasal. Durante los primeros días, las secreciones nasales tienen una consistencia líquida, mientras que más tarde se vuelven más densas. Si bien los adultos no suelen tener fiebre en esta situación, los niños sí podrían tenerla.

El resfriado puede durar hasta una semana y si los síntomas no mejoran, puede que estemos ante una infección bacteriana. Por lo que tendríamos que consultar con nuestro médico por si tuviésemos que seguir un tratamiento concreto.

Los síntomas de la gripe

Vamos ahora con la descripción de la gripe. Esta es una enfermedad respiratoria aguda provocada por los virus de Diferencia gripe y resfriadoInfluenza, y que se caracteriza sobre todo por la fiebre alta, dolor muscular y de cabeza y cansancio, congestión… entre otros.

Los síntomas de la gripe son más graves que los de los resfriados y su avance es más rápido. Muchos de los síntomas de la gripe desaparecen de 2 a 5 días, pero la sensación de cansancio y debilidad puede aguantar alrededor de una semana. En algunos casos incluso más. La fiebre suele durar de 3 a 5 días.

En el siguiente cuadro del Hospital de Manises, podemos ver en un vistazo cuáles son las diferencias entre el resfriado y la gripe.

 

Como podéis observar, algo que podemos sufrir en ambos casos es el tener la nariz congestionada y la garganta irritada.

Para tratar de descongestionar la nariz podemos usar Naso Faes Fluid+, que fluidifica el moco facilitando su eliminación. Si el usuario está entre los 6 meses y los 12 años, debería utilizar Naso Faes Fluid+ pediátrico.

Para aliviar la irritación de garganta, podemos usar el medicamento bucofaríngeo Faringesic. Indicado para el alivio sintomático local y temporal de las infecciones leves de la boca y garganta que cursan con dolor y sin fiebre.