¿Qué es la otitis serosa?

Hoy venimos con un término nuevo, uno de esos que nunca hemos tratado en nuestro blog: la otitis serosa. Esta se define como una otitis media secretora que acumula líquido en el oído medio. No afecta íntegramente a la membrana timpánica y no debemos olvidar que no siempre se pronuncia como una infección aguda.

Suele presentarse cuando no se ha curado por completo una otitis media aguda o cuando la alergia provoca una obstrucción en la trompa de Eustaquio. Y al igual que en las otitis encontramos distintos tipos: agudas, subagudas y crónicas.

Como curiosidad, ¿sabéis que parte de la población es la más afectada por la otitis serosa? Los niños menores de 8 años, y tienen un mayor pico de incidencia entre los niños de uno y dos años.

            ¿Cuáles son los síntomas de la otitis serosa?

Puede acarrear congestión, en algunos casos. Pero lo más habitual es que el fluido del oído medio contenga bacterias y esto acarree la aparición de una infección, enrojecimiento, dolor y pus, aunque estas últimas son poco frecuentes.

Generalmente otro de los síntomas, y como ya hemos mencionado, suele ser la sensación de congestión. Pero aclarémonos, lo que notaremos será una congestión en el oído afectado, no una congestión nasal. Al tragar escucharemos un sonido dentro de nosotros. Y esto, puede producir una pérdida temporal de audición.

¿Os ha gustado? Ante nada y como recomendación desde ORLFaes comentar que ante cualquier síntoma de otitis serosa es más que aconsejable acudir al mécido.

Leave a Reply