¿Sabes qué es la anosmia y cuáles son sus causas?

Hay a quienes les pasa lo siguiente: con el tiempo desaparece la capacidad o habilidad olfativa, ya sea de forma temporal o crónica. Esta enfermedad se conoce como Anosmia. Se diagnostica usando un método de rascar e inhalar, esto es usar olores disponibles para detectar si el paciente los percibe o no: el café, limón, canela o bareta. Se dan algunos casos en los que las personas anósmicas sólo con cierto olor, esto se considera anosmia específica y puede tener un origen genético. Otras veces se puede dar una relación con la enfermedad de ageusia, la incapacidad del sentido del gusto.

La Anosmia se puede dar por distintas causas o factores, por ejemplo:

  • Infección viral (sinusitis, rinitis, gripe…)
  • Problemas por saturación de plomo
  • Radioterapia
  • Algunos medicamentos
  • Traqueostomía
  • Traumatismo craneoencefálico
  • Enfermedad de Wernicke, Parkinson, el Alzheimer, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Huntington, el aneurisma cerebral, un tumor cerebral, un ictus…
  • Cirugía tipo craneotomía (por causas estructurales, desviación del tabique nasal, tumor intranasal…)
  • Causas congénitas, de nacimiento

Hay enfermedades relacionadas con la anosmia pero que no se relacionan con la desaparición total del olfato:

  • Hiposmia: reducción del sentido del olfato.
  • Hiperosmia: tener el olfato muy sensible.
  • Parosmia: las personas interpretan mal el olor, no relacionan lo desagradable, neutro o agradable de forma correcta.
  • Fantosmia: detectan olores en su defecto, como una “alucinación” olfativa.

Se sabe que el sentido del olfato está en su mayor punto de eficacia entre los 30 y los 60 años de edad, a partir de esta empieza a deteriorarse y es cuando una notable parte de la sociedad pierden olfato. Además, según las estadísticas las mujeres tienen el olfato más fino y desarrollado. Según Mariano Estropá, doctor especializado en patologías nasales, los fumadores corren más riesgo de padecer esta enfermedad. Es un porcentaje bastante reducido de la población quienes sufren anosmia completa, y aún siendo así recuperan el olfato determinados momentos, durante un corto periodo de tiempo. Estas personas tienen problemas para reconocer, por ejemplo, la comida en mal estado, un escape de gas…

No hace falta tener conocimientos científicos para saber lo necesarios que son los sentidos en nuestro día a día ya que toda la realidad la percibimos por ellos. Cuida tu olfato, huele: flores, comida, perfumes…