¿Qué son los acúfenos?

Una semana más seguimos con el mundo de las orejas, ¿qué os parece si nos centramos en los acúfenos? ¿Sabéis qué son? Quizás te suene más la palabra Tinnitus, es lo mismo. Estos nombres hacen referencia a un fenómeno perceptivo que hace que escuchemos zumbidos o pitidos, o incluso se noten golpes, dentro del oído y que no están creados por ninguna fuente externa.

Esto es, escuchamos sonidos que no están creados en nuestro entorno, en el exterior. Generalmente está causado por reacciones traumáticas: taponamiento de los oídos, enfermedad o inflamación en el oído interno, síndrome de Ménière… A veces, rara vez, incluso puede estar causado por estrés.

¿Sabías que cerca del 5-10% de los acúfenos son del tipo objetivo o somatosonidos? Mejor lo explicamos. El ruido sigue estando creado por partes del organismo pero en este caso otras personas son capaces de percibirlas también. Y hablando de tipos de acúfenos, existen dos:

  • Los objetivos: como hemos explicado, se escuchan sonidos reales creados en nuestro oído, otras personas los pueden percibir y la causa suele ser fácil de identificar.
  • Los subjetivos: no son vibratorios ni tienen un origen mecánico. Estos sólo los escucha el paciente y su origen es más complicado de identificar.

¿Quieres más datos?

Se estima que el 30% de los adultos han padecido en algún momento acúfenos, y cerca del 10-15% los experimenta de forma continua. Sigamos, resulta que el 70% de las veces los acúfenos se relacionan directamente con una posible pérdida de audición. Por ello es importante tratar sus síntomas. Por otro lado, el 40% de los pacientes pueden desarrollar una mayor sensibilidad a sonidos externos, lo conocido como algiacusia o hiperacusia.

Por todo esto recomendamos ir al médico ante cualquier síntoma. Cuida los oídos pues como decía platón: “Así como los ojos están formados para la astronomía, los oídos lo están para percibir los movimientos de la armonía.”

Leave a Reply