Se acerca la primavera. Hablemos de rinitis alérgica

Poco a poco el invierno está llegando a su fin y nos vamos encontrando con los primeros rayos de la primavera. Qué ganas tenemos de que llegue el calorcito, ¿verdad? Por supuesto, pero tenemos que ser conscientes de que la llegada de la primavera también trae consigo un acompañante molesto, sobre todo si padeces rinitis alérgica. El Polen. Este grano empieza a aparecer por todas partes, cosa que afecta en gran medida a las personas con alergia. Vamos primero a ver qué es la rinitis alérgica.

Rinitis alérgica: La alergia es una respuesta desproporcionada del sistema de defensa del organismo frente a algunas sustancias que se llaman alérgenos, como el ya mencionado polen, por ejemplo, y que en circunstancias normales, no causan alteraciones.

Estos alérgenos que están presentes en el aire pueden entrar en contacto con las células de la mucosa nasal. De esta manera, liberan histamina y alguna otra substancia inflamatoria, provocando así estornudos, goteo nasal, picor de ojos etc.

Teniendo en cuenta lo presente, y sabiendo que la llegada masiva de polen puede tener unos efectos muy molestos en las personas con rinitis alérgica, vamos a ver unos consejos para tratar de sobrellevar mejor los síntomas.

Consejos para sobrellevar mejor la rinitis alérgica en primavera

Mantenernos siempre bien hidratados. Beber agua nos ayuda a liberar el moco que nos tapona los conductos nasales.

– ¿No dicen que una ducha caliente viene bien para todo? En este caso es cierto. El vapor del agua alivia la inflamación y nos ayuda a recuperar la función nasal.

– Al igual que hemos recomendado lo anterior, los clásicos vahos de agua caliente preparados en cazo nos pueden venir genial. Solo tenemos que ponernos una toalla alrededor de la cabeza y respirar. Hay que tener mucho cuidado de mantener una distancia prudencial con el agua, recordemos que el vapor puede quemarnos.

– Ponernos una toalla con agua caliente en la frente puede ayudarnos a abrir los conductos nasales.

– Los días de más viento haríamos bien si evitamos la cercanía por el campo, ya que tendríamos mayor exposición a los alérgenos. De igual manera, podemos llevar las ventanillas de los coches cerradas para evitar que los alérgenos entren.

– A la hora de ventilar la casa, tendremos que tener en cuenta que cuanto más tiempo tengamos las ventanas abiertas, más posibilidades habrá de que entre el polen, por lo que habrá que cerrarlas lo antes posible. – Es muy recomendable darnos baños nasales de agua de mar. En este caso podemos aplicarnos Naso Faes Fluid+, que está indicado para aliviar los síntomas de la rinitis alérgica. Descongestiona la nariz, fluidifica el moco facilitando su eliminación, humedece la mucosa nasal y limpia las fosas nasales, entre otros.

Esperamos que con estos consejos que os hemos dado, podáis mantener a raya la rinitis alérgica, y podáis disfrutar de la alegría que nos otorga la llegada de la primavera.

 

Fuente de información principal: https://healthing.es/magazine/rinitis-alergica-pesadilla-de-la-primavera/