Cómo aliviar los síntomas de la alergia con biotecnología marina

Llega la primavera, y con ella llegan la floración del ciprés, del platanero, del olivo o la gramínea. Todos sabemos, sobre todo aquellos que sufren algún tipo de alergia, que el aire se impregna de miles de partículas de polen este periodo del año.

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) uno de cada cuatro españoles padecen algún tipo de alergia, generalmente acompañadas de rinoconjuntivitis cuando este polen entra en contacto con los ojos, la nariz o los pulmones.

Una de las más habituales enfermedades relacionadas es la rinitis alérgica: una inflamación de la membrana que cubre el interior de las fosas nasales. Sus síntomas son, entre otros:

  • Rinorrea: abundante flujo líquido expulsado por la nariz.
  • Congestión nasal.
  • Estornudos y picor nasal.
  • Tos.
  • Picor de garganta.
  • Oídos tapados.
  • Picor de ojos y lagrimeo.
  • Hinchazón de ojos.
  • Irritabilidad y fatiga.
  • Dolores de cabeza.
  • Asma.

 

Para aliviar estos síntomas, la viscosidad del moco por ejemplo, suele ser bastante útil recurrir a complejos ligeramente hipertónicos, como puede ser Naso Faes Fluid+.

 

Esta nueva línea de cuidado nasal se basa en la biotecnología marina. Gracias a ello y a su agente surfactante suave ayuda a: eliminar la congestión y secreción mucosa densa, limpiar las fosas nasales, facilitar la fluidificación y a expulsar otros agentes alérgenos externos (polen, gérmenes, polvo…).

Según ha afirmado Rafael Esteban, especialista en Farmacia de Faes Farma, estas soluciones se extraen de un reservorio natural en el que se produce una constante renovación del agua marina con una gran oxigenación. Además indica que estos productos están diseñados para “hacer del cuidado nasal específico una rutina sencilla y agradable”.

Estas limpiezas son complementarias a otros tratamientos por su elaboración libre de conservantes. Además existen versiones para niños, NasoFaes Fluid+ Pediátrico por ejemplo, que están recomendados desde los seis meses hasta los doce años de edad por su suave pulverizador.