Cómo cuidar tus oídos con el uso de auriculares

En posts anteriores ya hemos comentado lo perjudicial que puede ser el uso de auriculares largos periodos de tiempo, y a volumen alto. Los que nos sigáis y leáis nuestro blog sabréis que esta práctica de los conocidos “cascos de música” pueden causar la pérdida de audición. Un estudio de la Universidad de Leicester, Inglaterra, asegura que estos aparatos a un volumen alto podría dañar el oído de la misma forma que un motor de jet. ¿Por qué ocurre esto? Muy sencillo, los ruidos (en este caso la música a alto volumen) pueden dañar la capa que cubre las células nerviosas que transmiten las señales de sonido al cerebro; y una exposición constante puede producir sordera.

Es importante, por tanto, tomar medidas para evitar daños, veamos cuales son:

  1. Opta por un nivel de volumen moderado, una forma de comprobar que este volumen está en buena potencia es asegurarse que no se escuche desde fuera de los auriculares. Cuanto más alto sea el sonido menos tiempo tendremos que tener nuestros oídos expuestos a él.
  2. Introducir demasiado los auriculares en tus oídos puede perjudicar la salud auditiva por tanto tienen que estar a una distancia suficiente para poder girarlos con los dedos fácilmente. Además el hecho de introducirlos excesivamente, puede causar irritaciones, molestias o dolor. No olvides que los auriculares son espuma, y una vez dentro de nuestro oído se expande.
  3. Cuando retires los auriculares de tu oído ten cuidado, hacerlo de forma brusca puede llegar a dañar el tímpano. La técnica más adecuada sería girarlo.

Además es más que recomendable usar cascos de buena calidad, y pagar por salud. Así, rápidamente diremos que cuando vamos en busca de unos cascos no nos vale cualquiera; tenemos que tener en cuenta: la ergonomía, los materiales, el tamaño, la tecnología y la movilidad.

Para terminar, pero no por ello menos importante, vamos a mencionar ciertos aspectos para cuidar tus auriculares: no se recomienda compartirlos por tema de higienes, no los limpies con sustancias que contengan alcohol, cambia periódicamente las almohadillas y cuida el cable.

Ahora solo queda, disfrutar de la música.