La otra cara de los petardos y fuegos artificiales

¡Ya están las calles iluminadas! Y qué bonitas están… Luces por todas partes durante todo el mes de diciembre, pero cuando llegan días señalados esas luces se multiplican. Los fuegos artificiales y petardos invaden las calles quitando protagonismo a las luces que cuelgan de los árboles y farolas.

Es sabido que estos petardos y fuegos artificiales son casi más perjudiciales que beneficiosos. La pirotecnia hace que niños y animales sufran pero, ¿sabías que nuestros oídos también sufren? Un estudio ha demostrado que puede provocar zumbidos y pérdida de audición, a veces irreversible y otras veces momentánea.  Además pueden causar dolores en el oído y problemas a la hora de conciliar el sueño.

Resulta que su vibración y estruendo superan los decibeles recomendados, inferiores a 85 dB, pues llegan a emitir entre 130 dB y 140 dB . Esto es lo que causa ese pitido o zumbido que nos molesta. Hay quien lo conocerá como tinnitus. Estar durante un prolongado tiempo puede provocar problemas auditivos más graves.

El Dr. Carlos Barajas del Rosal, otorrinolaringólogo y director de la Clínica Barajas del Rosal, recomienda a las personas con problemas auditivos previos que tengan un especial cuidado ya que su oído interno puede sufrir más de lo normal. Aunque no tengas ningún problema auditivo recuerda que es más que necesario cuidar la distancia adecuada, optar siempre que sea posible por un espacio abierto y no estar demasiado tiempo expuesto a estas sonoras explosiones.

Disfruta de las luces pero recuerda que lo más importante es la salud.