Los cambios de temperatura pueden afectar a la salud

Esta primavera está siendo una época de cambios de temperatura, de semanas calurosas de playa y semanas frías y lluviosas. Estas precipitaciones y constantes alteraciones pueden afectar a nuestra salud propiciando la aparición de múltiples enfermedades, en la garganta o faringe entre otros.

Ambas partes pueden presentar síntomas de no estar bien como consecuencia de resfriados, alergias, infecciones… El más común al registrarse estos cambios bruscos de temperatura se trata de una inflamación de la faringe. Las molestias, si está causado por una bacteria viral, pueden llegar a provocar también dolor de cabeza, muscular, articular, erupción cutánea y ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

Vamos a ver una serie de recomendaciones para mantener nuestra garganta a salvo de inflamaciones e irritaciones:

  • No levantes demasiado la voz.
  • Evita los lugares con polvo, humo, humedad o demasiada sequedad, estos dos últimos factores en verano suelen ser complicados de controlar pero intentarlo ya es un gran paso.
  • Si pasas de un ambiente de bastante calor a un aire acondicionado o lugar más frío, protege tu garganta.
  • Descansa y duerme en lugares que no tengan el aire acondicionado puesto, ni la calefacción muy alta.
  • Trata de hidratarla bien, correcta y regularmente, calculando entre 6 y 8 vasos de agua al día. Estos pueden ir acompañados de otros tipos de hidratación: zumos, infusiones…
Cuida tu garganta, es tu instrumento principal para la comunicación.