¿Por qué se taponan los oídos cuando estamos constipados?

La comunicación es esencial y protagonista en nuestro día a día en más factores de los que somos conscientes. Por ejemplo, en el cuerpo humano está la conexión nariz-oídos que se une por un conducto llamado: trompa de Eustaquio. Por ello cuando nos resfriamos la mucosidad nasal pasa por esta conexión y empieza a acumularse en el oído medio, tras el tímpano.

La sensación de tener los oídos taponados durante un constipado se puede deber, además de por lo anteriormente explicado, por la inflamación del conducto, trompa de Eustaquio, que hace que se quede obstruido y sintamos que tenemos un tapón. Esta sensación, si es causada por un resfriado, tarda como máximo un mes en desaparecer del todo en adultos.

 

La molestia podría aliviarse de las siguientes maneras:

  • Moviendo la boca como si fueras a bostezar.
  • Masticar chicle.
  • Realizar la maniobra de Valsalva: inhalar profundamente, parar la respiración y cerrar la boca para tratar de expulsar el aire por la nariz, como si te sonaras.
  • Introducir gotas de aceite templado en el oído, en caso de que el causante de esta sensación sea cera se ablandará aliviando las molestias.
  • Tomar una ducha de agua caliente, el vapor puede ayudar a diluir la mucosidad y a regular la presión en los senos nasales.
  • Lavar las fosas nasales con productos descongestionantes de solución marina, como lo es NasoFaes.

 

Cuando se acumula mucosa en los oídos puede llegar a causar otitis serosa creando una sensación de taponamiento ótico, sensación de escuchar eco… La prevención se basa en hidratarse bien durante época de catarros y realizar lavados con soluciones marinas para expulsar el exceso de mucosa en la nariz y evitar así el taponamiento en el conducto trompa de Eustaquio.

 

Y recuerda, no descuides tu salud nasal y auditiva.