Entramos en otoño. ¿Por qué los cambios de temperatura provocan resfriados?

¡Entramos en otoño! ¿Notáis que al entrar en esta estación solemos coger más resfriados? ¿Por qué pasa esto? ¿Tendrá que ver con la bajada de temperaturas? ¿Con el inicio a la vuelta al cole? Vamos a analizar un poco el tema.    

Por un lado tenemos las bajadas de temperatura, los cambios de temperatura y el aumento de la humedad, y esto podría favorecer la aparición de infecciones respiratorias. De esta manera nos podríamos encontrar con los catarros o resfriados. Esta es una infección de origen viral del sistema respiratorio que nos puede producir obstrucción y dificultad para respirar, dolor de garganta y mucosidad, entre otras cosas.

¿Hemos comentado ya que existen altas posibilidades de que un resfriado se contagie? Es por esto que la entrada a otoño también aumenta las posibilidades de contraer un resfriado. Los niños empiezan al colegio, y estos, al estar en contacto con otros niños, tienen más posibilidades de resfriarse. Creando así una cadena por la que todo el mundo que esté en contacto con niños tendrá más posibilidades de hacerlo.

Ahora ya sabemos que la entrada en otoño trae consigo la posibilidad de contraer más fácilmente un resfriado. ¿Qué tenemos que hacer? Por supuesto, tomar precauciones. La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello Nos propone los siguientes consejos para tratar de evitar los resfriados.

  • Lavarnos las manos con jabón. Aunque no lo notemos, estamos en constante contacto con microorganismos y gérmenes que pueden causarnos enfermedades.
  • Los espacios cerrados, sobre todo si hay mucha gente, son lugares perfectos para que nos contagiemos. Tenemos que procurar estar en lugares abiertos, o de estar en lugares cerrados procurar ventilarlos bien.
  • Procurad utilizar siempre pañuelos desechables. Lógicamente, tenemos que tratar de evitar estar en contacto con personas que estén enfermas.
  • ¿Sabíais que la nariz, los ojos y la boca son las partes del cuerpo por donde pueden entrar más organismos nocivos al cuerpo? Por ello, tenemos que tratar tocarnos lo menos posible la cara.
  • Tratar de consumir vitamina D en alimentos, ya que no absorbemos tanta vitamina del sol en esta época, podemos hacerlo consumiendo pescados azules, champiñones o queso por ejemplo.
  • El tabaco y alcohol debilitan el sistema inmune por lo que sería buena idea no tomarlos.

Además de los consejos que ya hemos mencionado, también es conveniente evitar el estrés. Los nervios y ansiedad que se relacionan con este estado pueden provocar que el sistema inmunológico se debilite y bajen las defensas. De modo que es más fácil que tengamos un resfriado.