Muy importante siempre. Cuidar tu voz, cuidar tu garganta

Dediques a lo que te dediques, un aspecto importante siempre es cuidar nuestra voz, cuidar nuestra garganta. Seguro que la mayoría no somos cantantes, pero ya sea para el día a día en el trabajo, para hablar a nuestros hijos, o practicar algún deporte, es de vital importancia cuidar nuestra voz.

Más aún cuando todavía pasamos frío y tenemos más posibilidades de dañar la garganta…

Vamos primero con unos consejos por si se os ocurre salir a hacer algo de ejercicio con el frío que tenemos.

El aire frío afecta al conducto respiratorio y por lo tanto a la garganta también. El no abrigarla y respirar directamente por la nariz hace que inhalemos un chorro de aire helador que puede llegar a provocar broncoconstricción, lo que a su vez puede obstruir el paso del aire y dificultar así la respiración. Por eso es recomendable respirar por la nariz, para principalmente calentar el aire mientras está entrando al cuerpo, además de limpiar el aire que introducimos por el sistema respiratorio, reduciendo así las posibilidades de enfermedades respiratorias.

Vamos ahora con unos consejos básicos para cuidar la garganta, que siempre vienen bien:

  1. Empezamos con un consejo que nos vendrá bien en todos los aspectos de nuestra vida. No fumar. El tabaco nos irrita la laringe y el humo pasa por nuestras cuerdas vocales, potenciando la aparición de lesiones.
  2. Tenemos que evitar los ambientes polvorientos, ya que estos pueden dañar nuestras cuerdas vocales.
  3. Si estamos en ambientes ruidosos, mejor evitar hablar. Hacerlo nos metería en un comportamiento de abuso vocal. Si la voz compite con ruido ambiental muy alto, seguramente perderá la primera.
  4. Muy importante siempre. ¡Hidratarnos! Dos litros de agua diarios nos ayudarán a disolver la mucosa que nos recubre las cuerdas vocales.[1]
  5. Ni elevar el tono ni gritar. Este es un acto que requiere de un esfuerzo vocal extra. Por lo tanto, tenemos que adaptar nuestro uso de la voz a las opciones reales que tenemos cada uno.
  6. Descansar siempre es bueno, y para la voz también. Dormir más de 6 horas y descansar en condiciones ayuda a tener un mayor rendimiento vocal, ya que un buen descanso se puede ver reflejado en la voz.
  7. Vamos con un séptimo y último consejo. ¿Soléis carraspear? No lo hagáis, esto puede dañar las cuerdas vocales [2], ya que es un fuerte movimiento donde sufren. Ese acto se puede sustituir por tragar saliva o beber agua.

Cuidar día a día nuestras cuerdas vocales es algo que tendríamos que tener siempre presente, ya que es vital para muchas de nuestras actividades. No dudéis en seguir nuestros consejos, y tener una voz perfecta.

 

[1] https://orlfaes.com/cuidados-voz/

[2] https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-foniatras-recomiendan-evitar-carraspeo-tos-brusca-ambientes-humo-mantener-voz-sana-20140416103739.html